La terapia de bloqueo neurohormonal en pacientes con amiloidosis TTR no obtuvo beneficios en mortalidad, inclusive, la suspensión de betabloqueantes aumentó la supervivencia.

Al día de la fecha las guías de recomendación y consenso de expertos para el abordaje de amiloidosis cardiaca TTR no recomiendan el uso de bloqueantes neurohormonales, betabloqueantes (βB),bloqueantes del sistema renina angiotensina aldosterona (IECA/ARA II) y antagonista de mineralocorticoides (MRAs). Los βB por su habilidad bradicardizante, podrían generar una falta de compensación para mantener el volumen minuto, contando con un ventrículo con menor capacitancia de lo habitual. Por otro lado, para los IECA/ARA II, se advierte su efecto hipotensor dado que estos pacientes suelen presentar compromiso del sistema autónomo. Por este motivo, se recomienda no utilizar bloqueantes neuro hormonales en pacientes con amiloidosis cardiaca TTR, no obstante, no existen estudios específicamente diseñados para demostrar la asociación de eventos adversos con su uso.

El presente estudio, a través de 309 pacientes con diagnóstico de Amiloidosis Cardiaca TTR valora eventos adversos en el seguimiento bajo tratamiento con bloqueantes neuro hormonales.

La media de edad se encontraba en 73.2 años, un 84% sexo masculino, 35% ATTR hereditaria, presentando una media de frecuencia cardiaca basal 75.2/lpm y presion arterial sistólica de 115.7mmhg. El 45.3% de los pacientes estaba en clase funcional II de la NYHA y el 41.7% en CF III con una media de fracción de eyección 45.1% (el 53,1% de los pacientes tenían FEVI <50% y 34,0% tenían FEVI <40%).

En la valoración electrocardiográfica un 35.3% evidenciaban trastorno de conducción y 21.4% bloqueo auriculoventricular completo o marcapasos.

Con respecto al tratamiento de base, el 49.8% recibía βB, IECA/ARA II un 35.0% y el 23.9% MRAs, mientras que al finalizar el seguimiento solo un 17.3% estaba tratado con betabloqueantes, 29.7% con IECA/ARA II y 43.0% MRAs.

De los pacientes que abandonaron el tratamiento βB, el 71.2% lo hizo por más de una razón, entre ellas, empeoramiento de insuficiencia cardiaca el 72%, fatiga 59.1%, hipotensión 37.9% y un 22,7%  por bradicardia, 10,6% por empeoramiento en la conducción av. En el análisis de datos, existió beneficio en supervivencia, de suspender los βB, particularmente en la enfermedad avanzada.

Por otra parte, con IECA / ARA II, no hubo asociación con  mortalidad y detener los IECA / ARA II no tuvo  impacto en la supervivencia, al igual que los MRAs.

Conclusión:

El uso de terapias tradicionales para insuficiencia cardiaca con bloqueo neurohormonal no se asoció con beneficios en cuestión de supervivencia. Como hallazgo relevante, la suspensión de terapia βB aumentó la supervivencia en el seguimiento. En definitiva, es preciso contar con una cohorte mayor de pacientes, a su vez que ajustados por la gravedad del fenotipo de la enfermedad para recomendar el uso de este grupo de fármacos. Por el momento, continúan siendo de uso restrictivo.

 

Referencias:

  1. J Am Heart Assoc. - Lack of Association Between Neurohormonal Blockade and Survival in Transthyretin Cardiac Amyloidosis.

Comentario de la Dra. Caimi Martinez Fiama

Dra. Caimi Martinez Fiama

Argentina- Cardióloga Fellow Cardiopatías Familiares Hospital Son LLatzer - Palma, Illes Balears. España. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Otros contenidos Insuficiencia Cardiaca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido