Una de las 5 guías publicadas en este prolífero Congreso Europeo de Cardiología 2019. Resulta difícil resumir las principales novedades aportadas por este documento, pero se destaca:

  1. En primer lugar, el cambio (cuestionado) de nomenclatura de la guía, previamente denominada guía de Angina Crónica Estable y, que en esta nueva versión pasa a ser guía de Síndromes Coronarios Crónicos, ya que contempla todos los escenarios clínicos posibles:

    • Sospecha de enfermedad coronaria y síntomas estables.
    • IC ó disfunción ventricular de reciente diagnóstico con sospecha de etiología coronaria.
    • Pacientes estables con síntomas en el primer años tras SCA o con revascularización reciente.
    • Pacientes con más de 1 año tras el diagnóstico o revascularización.
    • Angina vasoespástica o enfermedad microvascular.
    • Pacientes asintomáticas en quienes se detecta enfermedad coronaria en screenig.


  2. La ateriosclerosis como proceso dinámico por lo que hay que hacer énfasis en los cambios del estilo de vida, optimización del tratamiento y revascularización cuando proceda.

  3. Otro aspecto destacable, es en relación al abordaje diagnóstico de pacientes con angina y sospecha de enfermedad coronaria. Las guías recomiendan algoritmos diagnósticos en los que se resalta la importancia de seleccionar las pruebas diagnóstica en función de la probabilidad clínica y de otros factores como la disponibilidad y experiencia local. Además se destaca el papel de las pruebas no invasivas de detección de isquemia para ésta evaluación, reservando la coronariografía como alternativa en pacientes con alta probabilidad clínica y síntomas severos refractarios al tratamiento médico o angina típica con poco esfuerzo por el riesgo elevado de eventos.

  4. En pacientes con DM y enfermedad cardiovascular se recomiendan los iSGLT2 (empagliflozina, canagliflozina o dapagliflozina) o los aGLP1 (liraglutida o semaglutida).

  5. En pacientes con síndrome coronarios crónicos y FA con criterios de anticoagulación se recomienda anticoagular con CHA2DS2-VASc >2 en hombres y >3 en mujeres y se prefiere anticoagulantes directos frente a antivitamina K.

  6. El manejo antitrombótico en el contexto de FA post angioplastia se recomienda, cuando estén indicado los anticoagulantes directos: apixabán 5 mg cada 12 horas; dabigatrán 150 mg cada 12 horas; edoxabán 60 mg/día; rivaroxabán 20 mg/día) en preferencia a los antagonistas de la vitamina K con tratamiento antiplaquetario.


Referencias:

  1. Eur Heart J.- 2019 ESC Guidelines for the diagnosis and management of chronic coronary syndromes: The Task Force for the diagnosis and management of chronic coronary syndromes of the European Society of Cardiology (ESC).

Comentario de la Dra. Carolina Ortiz Cortés

Dra. Carolina Ortiz Cortés

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura. Máster Universitario en investigación en ciencias de la salud por la UNEX. Master en Insuficiencia Cardiaca por la UIMP. Cardióloga en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca. Editora científica de @Cardioteca.

Otros contenidos Isquemia/Angina

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido